Sandbag Climate Campaign ha creado este gráfico en el que muestra la evolución a lo largo de los últimos 18 años de la procedencia energética según sus fuentes.

Carbón, otros tipos de combustibles fósiles, energía nuclear y energías renovables son los indicadores de los gráficos.

Dentro de Europa observamos grandes discrepancias entre países, con un destacable progreso hacia las energías verdes en el caso de Suecia, Letonia o Austria, y sin embargo una predominancia por el uso de las fuentes de energía procedentes de combustibles fósiles como en el caso de Polonia, Hungría o la República Checa.

Aunque la diferencia entre países sea en muchos casos casi abismal, podemos observar que en general la tendencia hacia las energías verdes (en mayor o menor medida) tiende a crecer.

Así que ¡vamos Europa! estamos haciéndolo bien, pero podemos hacerlo mejor.

 

Fuente: https://sandbag.org.uk/