El país nórdico se convierte en referencia mundial por su gran apoyo a la venta de vehículos eléctricos e híbridos.

La cifra de ventas de este tipo de vehículos se ha incrementado en el país de manera exponencial, alcanzando un 50,4% de la cuota de mercado. Además, la producción eléctrica de Noruega es casi 100% renovable, lo que les convierte en el ejemplo perfecto de eficiencia y sostenibilidad.

El gobierno noruego ha realizado grandes inversiones durante las últimas décadas, y ha convertido la generación hidroeléctrica en el pilar fundamental de su fuente de energía.

El 96% de la demanda eléctrica procede de fuentes hidroeléctricas, mientras que la energía eólica y biomasa cubren un 2% del total.

Además, los planes de futuro del país continúan este sendero renovable, con instalaciones solares y eólicas de gran magnitud y alto rendimiento.